Sistema de arbitraje

Para el desarrollo de la infromación aquí presentada se tomó como referencia la revista Visión Antataura.

La Revista Científica Especializada en Educación y Ambiente aplica un riguroso proceso de revisión arbitrada de todos los manuscritos que se presenta con el objetivo de garantizar el cumplimiento de los estándares de la publicación científica, lograr objetividad en el proceso de toma de decisiones editoriales y apoyar a los autores para que obtengan una producción intelectual de calidad.

Los manuscritos que se presentan a la consideración de la revista serán evaluados por especialistas que asesoran al director y editor, quienes juzgarán el contenido de estos, de acuerdo a su excelencia técnica y a las instrucciones editoriales vigentes.

Los artículos que se reciben están sujetos a una evaluación que valorará la pertinencia temática, originalidad y calidad del texto. Si el resultado es positivo, entrará en un proceso de arbitraje bajo el sistema de revisión por pares. Consiste en pasar cada artículo por el filtro al menos de dos revisores académicos y anónimos. En caso de discrepancia, se enviará a un tercer revisor, cuyo criterio definirá su publicación. Los resultados serán inapelables. Los evaluadores deben garantizar que el proceso de revisión ocurra en la mayor brevedad posible y garantizar la calidad del procedimiento.

Modos de aceptación

Tipo de arbitraje

El arbitraje se realiza mediante la modalidad de doble ciego, la cual garantiza que ninguna de las partes (autores y revisores) conoce la identidad del otro. De esta manera, la identidad de los lectores externos se mantiene anónima durante el proceso de evaluación, con el objetivo de permitir el análisis argumentativo y propositivo con total libertad y objetividad. No obstante, dos años después de la publicación del artículo, la revista hará pública la identidad de los evaluadores.

Los árbitros

Para proceder con la evaluación de cada manuscrito se contará con dos lectores externos que lo revisan, evalúan y proponen al editor un curso a seguir. Se usan dos lectores con el propósito de lograr mayor objetividad y elementos de juicio para la toma de decisiones editoriales. Los lectores externos deben ser especialistas en el área temática del trabajo o investigación (revisión por pares), de alto nivel científico y comprometidos para velar por el cumplimiento de las normas éticas de publicación.

Cuando un especialista no pueda asumir la revisión de un manuscrito ya sea porque no se sienta con las competencias necesarias o no pueda cumplir con el tiempo estipulado, deberá comunicarlo formalmente al Consejo Editorial con la mayor brevedad posible.

Proceso de arbitraje

El proceso de revisión por pares inicia una vez el Consejo Editorial haya culminado con la revisión preliminar del manuscrito, determinando si cumple con las políticas generales de publicación y las normas de presentación de los manuscritos. El tiempo máximo para este paso es alrededor de dos semanas.

Una vez se supere este primer paso se dará inicio al proceso de evaluación arbitral por los pares en un tiempo aproximado no mayor a cuatro semanas, periodo en el cual los lectores pueden proponer correcciones y observaciones al manuscrito, con la finalidad que sean debidamente atendidas por el (o los) autor(es). Los resultados de la evaluación se remiten al Consejo Editorial, el cual lo hará llegar al (o los) autores.

El (o los) autor(es) contará (n) con un tiempo máximo de cuatro semanas para atender las correcciones propuestas por los lectores externos, si fuera ese el resultado de la evaluación. Cumplido este tiempo, el autor deberá remitir el manuscrito al Consejo Editorial para que este proceda a verificar si se han incorporado las correcciones sugeridas por los evaluadores. El Consejo, en un término no mayor de dos semanas, deberá tomar la decisión final de la selección o no del manuscrito y expedir una nota al autor informándole sobre la aceptación (o no) del trabajo presentado para su publicación en el volumen de la revista que corresponde.

El tiempo total máximo requerido para el proceso de arbitraje es de aproximadamente 12 semanas.